Tu veterinario en Valladolid

Consejos prácticos para perros

En Centro Veterinario Castilla, te vamos a mostrar en este post algunos consejos prácticos para perros:

 

  • ALIMENTACIÓN: Es importante que el animal siempre tenga agua a su disposición. En cuanto a la comida dependerá de si el animal es capaz de racionarse por si mismo; en caso contrario deberemos establecer un número de tomas al día entre las que repartiremos el total que le corresponde. La calidad de la comida está directamente relacionada con la salud de nuestra mascota, por lo que conviene invertir en ella.

 

  • DESPARASITACIÓN: Los parásitos que podemos encontrar en un perro son principalmente Dipylidium caninum, Taenia, Echinococcus, Mesocestoides, Ancylostoma caninum, Toxocara canis, Toxascaris leonina, Trichuris vulpis, Crenosoma vulpis, Angiostrongylus vasorum, Thelazia callipaeda y Dirofilaria immitis. Para evitar que aparezcan en nuestra mascota debemos desparasitarlos de forma preventiva al menos cuatro veces al año. En cuanto a la desparasitación externa recomendamos el uso de collar o pipeta durante todo el año.

 

  • VACUNACIÓN: En perros adultos debemos poner la vacuna de recuerdo anual en todos estos casos:
    Rabia: Empleamos Nobivac Rabia. Obligatoria la vacunación anual desde el año 2016.
    Polivalente: Vacunamos con Nobivac DHPPi+L4. DHPPi frente al moquillo canino (CDV), hepatitis infecciosa canina causada por adenovirus canino tipo 1 (ICH), parvovirosis canina (CPV) y la enfermedad respiratoria causada por el virus de la parainfluenza canina (CPi) y adenovirus canino tipo 2 (CAV2) y L4 frente a L. interrogans serogrupo Canicola serovariedad Canicola , L.interrogans serogrupo Icterohaemorrhagiae serovariedad Copenhageni, L. interrogans serogrupo Australis serovariedad Bratislava y L. kirschneri serogrupo Grippotyphosa serovariedad Bananal/Lianguang.

    • Traqueobronquitis: Vacunamos con Nobivac KC frente a Bordetella bronchiseptica y virus de la parainfluenza canina.
    • Leishmania: Vacunamos con Canileish frente a Leishmania a partir de los 6 meses, para reducir el riesgo de desarrollar una infección activa y la enfermedad clínica después del contacto con Leishmania infantum. Los datos de eficacia han demostrado que los perros vacunados tienen 3,6 veces menos riesgo de desarrollar una infección activa y 4 veces menos riesgo de desarrollar la enfermedad clínica que los perros no vacunados.

 

Un salud@

También te puede interesar